jueves , 21 junio 2018
Instagram
Campo Azul

D' Luho

Punto Italia

Issa Señal Digital

Bonhavo Collection

Tati Bar CarWash

Ramon Torres + Jay Doo + Fenix Ortiz @ D’Luhho Bar Rodrigo Rodriguez Birthday Party Don Miguelo @ D Luhho Bar & Lounge DJ Gie @ D’Luho Disco Polos Opuestos MP Fashion Show Inauguración Tati Bar Car Wash

Punta Cana y el éxito de un iluso

En una reciente edición de la revista Hemisphers, que publica mensualmente la línea aérea United, su presidente y jefe ejecutivo (CEO), ”Oscar Muñoz, habla del valor que la empresa asigna a sus funcionarios y trabajadores a los cuales trata como compañeros. La reflexión detalla la significación que para esa empresa tiene el personal, una visión diferente a como lo ven la mayoría de las empresas del mundo capitalista, que no atinan a comprender que tener un personal amigable es una ventaja para los negocios.

En otro trabajo editorial, el señor Muñoz recuerda la frase de Benjamin Franklin, quien dijo que una inversión en conocimiento paga los mejores dividendos. El empresario recuerda su propia experiencia de una familia norteamericana inmigrante.

El señor Muñoz pondera el valor de la educación y afirma que siendo el mayor de sus nueve hermanos, tuvo la oportunidad de ser el primero en asistir a un “college”. Se siente bendecido y admite que sin la educación, probablemente su vida no habría tenido el extraordinario camino alcanzado.

United, según dice el presidente y jefe ejecutivo, ha dedicado durante los últimos cuatro años millones de dólares para enviar a empleados de la empresa y a sus familias a la escuela. En el año 2017 la empresa pudo proveer a cerca de 700 recipientes con fondos que ayudarán a hacer sus sueños de ir al “college” o a continuar su educación.

Al público dominicano pudiera interesarle saber que la línea United viaja a los mayores aeropuertos internacionales de la República Dominicana, con el de la ciudad de Newark, New Jersey como punto de entrada.

Punta Cana
El mayor y más lucrativo negocio de la región oriental de la República Dominicana es Punta Cana, regenteado por el magnate turístico Frank Rainieri, su esposa Haydée Kuret y sus hijos Paola, Francesca y Frank Elías.

El caso de la familia Rainieri es inusual en la República Dominicana, no solamente porque los negocios son manejados por una familia unida, sino porque entre ellos ha prevalecido la idea de que los empleados son compañeros y así los tratan.

La filosofía del compañerismo con el personal le ha dejado grandes beneficios a las empresas. Muchos empleados recibieron el año pasado apartamentos con financiamiento bancario y bono del gobierno dominicano para la primera vivienda. Cuando hace unas cuantas semanas se produjo el cierre del hotel-boutique más aristocrático del enclave turístico, los empresarios se mortificaron porque tendrían que liquidar a parte del personal. Al final decidieron que era mejor retenerlos y distribuirlos en las demás empresas por la temporada baja.

Para escribir estas notas he preguntado en los últimos años a todo el que pude, relacionados más o menos con Punta Cana, cómo son tratados por los Rainieri, o si preferían irse a otras empresas que les ofrecieran mejores salarios. La respuesta a lo último fue negativa.

Aunque no he tenido ninguna relación ni comercial ni publicitaria con el Grupo Punta Cana, la manera en que sus empleados me hablaron de Frank y Haydée, a quienes sí conozco desde mis primeros días en el periodismo hace más de 50 años, no me sorprendió.

Ni por mi idea pasó cuando Frank y Haydée me invitaron a inicios de 1970, junto a un pequeño grupo de periodistas, a conocer el proyecto que comenzaban en Punta Cana, en esa época una región inhóspita de la República Dominicana, que allí había futuro.

Con malas experiencias previas en las salvajes playas de Puerto Plata, que fuera el primer polo de desarrollo hotelero, le dije al portavoz de la invitación, el periodista Onorio Montás que me excusara. La verdad era mi temor a que se repitieran los sufrimientos en las playas del norte, plagada de mosquitos.

Treinta años después (sería en 2005),  el mismo periodista me pasó la invitación junto a la de un grupo de directores de medios para visitar Punta Cana, que ya iba viento en popa, con varios hoteles en servicio y el aeropuerto internacional de diseño nativo techado de cana.

Disfrutamos mucho las atenciones y el servicio de la mesa en la residencia familiar donde tuvimos delicias de la culinaria dominicana sencillamente opíparas. No hay duda de que Haydée verificó cada detalle para que sus huéspedes se sintieran bien. No pidieron ninguna reseña.

Frank durante años ha sacado tiempo de los afanes de Punta Cana para asistir en algún jueves del mes junto a varios amigos, para conversar en torno a los hechos que interesan al país, estimular los negocios, oír experiencias y ver, no como cosa primordial, cómo anda la política.

Ahora el aeropuerto de Punta Cana es el más grande del país; acoge vuelos que vienen desde Estados Unidos, Europa, Canadá y otros países tan distantes como Rusia. Es de los aeropuertos que menos perturbaciones les causan a las autoridades por su escrupuloso manejo.

El año pasado, según dijo Rainieri hace días en entrevista por la radio Z-101, que por la terminal habían pasado 7,000,000 de pasajeros el año pasado en ingresos y salidas de la República, superando a las de las Américas, Santiago, Puerto Plata y La Romana.

Cuando se le preguntó las razones del éxito de sus empresas, Rainieri dijo que era un trabajo de 24 horas 7 días a la semana desde que abrió Punta Cana Club, el primer hotel. Quedaba atrás la impresión de sus amigos de que era un iluso cuando abrió las seis cabañitas.

Recomendado

La Romana: el hombre que tenía secuestrada a la menor de 13 años la entregó a su madre y emprendió la huida

LA ROMANA.- Apareció con vida la niña desaparecida desde el viernes cuando la mandaron al …

Deja un comentario